El proceso de la innovación

Tal como lo advertíamos en el artículo ¿Es la innovación arte o proceso? http://bit.ly/1NAHEij, en todos los casos puede haber algo de casualidad, inspiración y arte. Pero también en todos los casos, la canalización de las ideas y esfuerzos hacia el mercado debería ser mediante un proceso sistemático, con rigor, so pena de no garantizar una mínima eficiencia. La innovación de productos debe tener siempre como objetivo llevar un producto o servicio nuevo, o mejorado, al mercado y que sea competitivo. Debe satisfacer algún requerimiento o deseo de un conjunto de clientes.

Puede provenir de un proceso completo, que haya iniciado en investigación pura (científica) y luego de haberse transformado en algo usable que soluciona o mejora algo a través de (desarrollo), y finalmente haya llegado a ser una innovación, es decir un producto que se vende en un mercado, para el cual hay clientes  Pero también puede provenir de una interpretación de los gustos de una parte de la población.unnamed

Sobre todo en los procesos de investigación pura no hay garantía de conseguir un resultado positivo en un tiempo determinado, pero eso no quiere decir que no deba haber un proceso con rigor científico. Por el contrario. Lo que no debe significar que haya un plan de trabajo o una métrica estricta que no sería lógica por su naturaleza, en la exploración del conocimiento. Tampoco cuando de crear se trata, por ejemplo, en moda u objetos de arte. Pese a que las exigencias de tiempo y costo sean muy diferentes a una línea de producción, todo irá mejor si existe una concepción de proceso, más ordenado, más controlado, más predecible, más eficiente.

No en todos los sectores o productos es fácil disponer de los recursos para hacer investigación y desarrollo (en los términos del proceso completo de la figura), como en la industria farmacéutica, la tecnológica y demás que requieren grandes inversiones para lograr llegar a la fase de innovación de productos que puedan competir en el mercado. En nuestros países subdesarrollados esta no es la característica más observada en las empresas, si no por el contrario, la menor. Una forma de lograr una buena razonabilidad entre las inversiones y los resultados al final del proceso, es una integración de las empresas con las universidades y centros de investigación, que permita tener todo el proceso al servicio de la innovación, compartiendo el conocimiento adquirido entre muchos actores y beneficiarios. Pero nuevamente, no es lo más observado en el mundo subdesarrollado, contrario a lo que sucede en los países del primer mundo.

Sin olvidar que se puede innovar en el proceso mediante el cual se fabrican los productos, o en las máquinas y herramientas que se usan en ese proceso, vale la pena tener atar el propósito de innovación al de proceso, y de esta manera establecer una forma de gerenciarlo con mayor certeza y seguridad, evitando riesgos y apuestas sin acotarlos debidamente. A continuación algunas recomendaciones para que la innovación en su empresa no nazca de actos de inspiración momentánea, impredecible, ni de golpes de suerte:

Defina el proceso

Reconozca que es un proceso. Defínalo para el tipo específico de productos o servicios que fabrique o preste, con base en sus actividades. Separe los procesos de innovación que se basan en mejoras, adaptaciones y variantes de productos actuales, cuyo origen preferentemente debe partir de experiencias con clientes o pruebas de mercado; éstos son generalmente más frecuentes y más fáciles de definir. Incluya siempre la etapa de uso en el mercado, para tener en cuenta las ventas, los problemas y sus soluciones.

Defina la métrica del proceso

Como en cualquier proceso defina su métrica: la forma como se medirá y controlará el progreso del proceso, incluyendo los costos y gastos. Establezca la metas alcanzables y las deseables.

Defina los disparadores de cambios de proceso

Defina los niveles de tiempo y costo máximos que podría soportar sin resultados positivos, antes de los cuales, no habrá ni revisiones de la estrategia ni abortos de instancias en el proceso, de acuerdo con indicadores comparados de retorno sobre la inversión en casos parecidos, experiencias pasadas, etc.

Controle el proceso

Mida los resultados, avances, el tiempo y el costo, periódicamente, y calcule los indicadores de retorno sobre la inversión que le permitan tomar las decisiones cuando se alcancen las condiciones establecidas para los disparadores de cambios en el proceso.

 

Imagen tomada de: http://thinkandstart.com/assets/innovacion-742x285.png

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.