¿Por qué los héroes en las empresas no solo no sirven, sino que son funestos? Descúbralo aquí.

Las empresas aman a sus héroes en forma natural, aquellas personas que en los momentos críticos de desastre, son capaces de resolver y ponerse a cargo de todo, y salen adelante con la situación, por mala que fuera. ¿Qué podría tener esto de malo?

Los héroes son personas con gran capacidad de ejecución, totalmente orientados a los logros, normalmente muy conocedores de su trabajo y sumamente inteligentes.

Tuve la oportunidad de trabajar muchos años en una empresa donde se premiaban a los héroes. Y claro, surgían y en qué dimensión. Una de tantas veces en que fui encargado de la gerencia de una de las fábricas, al regresar el gerente en propiedad me pidió la narración de los hechos durante su ausencia. Raro, pero siempre que asumía la gerencia, sucedían muchas cosas difíciles de resolver que no ocurrían cuando él estaba. Coincidencia o no, la gente que teníamos era muy buena, tanto en operaciones como en mantenimiento, y aunque con discusiones un tanto violentas terminaba uno de ellos asumiendo la solución, que por ser en medio de una fuerte crisis, producía unos muy buenos dividendos para su prestigio personal. Mi reporte incluyó los hechos y una conclusión que dejó sorprendido al gerente, quien pensó que yo le estaba jugando una broma, pero no que lo estuviera diciendo en serio.

Me refería a la situación de una parada en emergencia de un horno de clínker (principal materia prima del cemento Portland), que prácticamente nunca se para y cuando se hace, obedece a un proyecto sumamente estudiado y planeado; la parada que había sidodecretada por nuestro director de operaciones, fue atendida por él mismo, en forma realmente heroica, con abnegación y entrega admirables, liderando toda la empresa con su gran ejemplo y arrastrando a todas las personas necesarias con su dedicación y empeño.

Mi conclusión fue que ese héroe era en sí mismo un indeseable. Que no deberíamos tener héroes, ni mucho menos cosecharlos. Mi argumento era que tal situación no sólo no debía haber sucedido, sino que tanto el director de Operaciones como el de Mantenimiento han debido evitarla, y más, si se tenía en cuenta la gran cantidad de tecnología con que los habíamos equipado para realizar sus trabajos.

La razón es la siguiente: los héroes tienden a perpetuarse como héroes creando situaciones en las que puedan volver a ser héroes. Esto pude ser consciente o inconscientemente. Si fuera conscientemente, sería grave porque se enfrentaría un hecho delictivo, y habría que de inmediato prescindir de la persona; si es inconscientemente, que puede ser natural, hay que reformar al héroe para volverlo un ser de calidad, preventivo en vez de reactivo, lo cual puede ser una tarea difícil, pero que valdría la pena en la medida en que la persona sea valiosa, a excepción de su comportamiento de héroe.

 

Imagen Tomada de: http://consultingintegral.es/wp-content/uploads/2013/08/autonomosuper1.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.